Diversidad e inclusión

Diversidad e inclusión

Nexus entiende la diversidad como todas las formas en que se manifiesta la existencia de la humanidad. La diversidad se compone por aquellos rasgos y características que forman parte y contextualizan la vida de una persona, como pueden serlo, por ejemplo, su pertenencia étnica y cultural o sus condiciones sociales, políticas y económicas.

Asimismo, la diversidad incluye las diferentes maneras en que una persona percibe el mundo y su propia identidad. Por ejemplo, a través de sus ideologías, opiniones políticas o creencias religiosas.

Lo anterior, genera un cúmulo de condiciones y características personales que coexisten, conviven y enriquecen a una sociedad. No obstante, es una realidad que dentro de esta diversidad se han generado tratos y prácticas discriminatorios de unos grupos a otros, con motivo de sus diferencias étnicas, sexuales, etarias, ideológicas, etc.; confinándoles a una situación estructural de desigualdad.

La inclusión es, por el contrario, valorar la diversidad y reconocer jurídica y socialmente a todas las personas como sujetos de derechos, dándoles la oportunidad real de ejercerlos, exigirlos y garantizarlos en condiciones de igualdad y sin discriminación de ningún tipo.

Para ello, se requiere analizar las relaciones sociales e identificar las necesidades específicas que tienen los grupos y personas estructuralmente discriminados. Lo anterior, a fin de promover e implementar políticas y prácticas destinadas a eliminar los estereotipos, y a generar acciones afirmativas que disminuyan las brechas de desigualdad.