Derechos Humanos, Gobernabilidad Democrática, Estado de Derecho.

Derechos Humanos, Gobernabilidad Democrática, Estado de Derecho.

Los derechos humanos son aquellos que tiene toda persona, sin discriminación de ningún tipo, y que son inherentes a la dignidad humana. Los derechos, que pueden ser de carácter civil, político, económico, social y cultural, son interrelacionados, interdependientes e indivisibles. También comprenden obligaciones a los Estados para su garantía y cumplimiento, las cuales se han reconocido y fortalecido, principalmente, a través del Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

La Gobernabilidad Democrática se entiende como el conjunto de mecanismos e instituciones de un Estado que ejercen el poder y la toma de decisiones para garantizar la participación y el cumplimiento de derechos y obligaciones de la ciudadanía, dirimiendo las controversias y promoviendo el desarrollo social.

Por su parte, el Estado de Derecho es el principio que rige la gobernabilidad, mediante el cual todas las personas, entidades (públicas y privadas) y actores estatales se encuentran sometidas al imperio de la ley, sin permitirse prácticas arbitrarias. Eso implica que la legislación debe ser acorde a los principios de irretroactividad de la ley y la separación de poderes en su formulación; que debe aplicarse en condiciones de igualdad, transparencia e independencia; y que debe ser acorde a los derechos humanos y los instrumentos que los contienen e interpretan.

Nexus entiende que los Derechos Humanos, la Gobernabilidad Democrática y el Estado de Derecho son conceptos interdependientes, ya que en su conjunto rigen las relaciones humanas y sociedad-Estado. A la vez, ejercen una suerte de control entre ellas, limitando y regulando el ejercicio del poder para promover la convivencia social en condiciones de igualdad, justicia y paz.